Trinidad en Cuba

Trinidad

trinidad en cuba

Explorando Trinidad

  • Bienvenido a Trinidad en Cuba
  • Centro histórico
  • Artesanía
  • Tradiciones
  • Topes de Collantes
  • El Valle de Los Ingenios
  • Atractivos
  • Excursiones
  • Alojamiento
  • Restaurantes
  • Centros recreativos
  • Tiendas, museos
  • Trasporte
  • Información útil

BIENVENIDO A TRINIDAD

Trinidad en Cuba es un pueblo que vive en el segundo boom económico de su historia. El primero tuvo lugar en la primera mitad del siglo XIX cuando fue uno de centros productores de azúcar más prósperos del país.

El segundo motivado por la creciente afluencia de turistas que viene a conocer los relevantes testimonios arquitectónicos construidos o consolidados en la ciudad y en el Valle de Los Ingenios en aquel momento de esplendor que, por azares de la historia y a diferencia del resto de las poblaciones cubanas, quedo en detenido en el tiempo. La singularidad de esta ciudad deriva precisamente de la conservación de sus monumentos, sus espacios urbanos y sus calles empedradas. Ello permite al visitante sentir que se introduce en el pasado, sin rupturas con el presente, representado por la presencia de sus pobladores. Eso tiene un encanto único.

La ciudad de Trinidad en Cuba está enclavada en un sitio privilegiado, escogido en tiempos remotos por la población prehispánica. Por el norte, la circunda la cordillera de Guamuhaya, nombre dado por los aborígenes al territorio; por el sur, las aguas del mar Caribe; al este el valle de San Luis o de Los Ingenios; al oeste, los ríos que bajan de la cordillera al mar. En la montaña, se disfruta de las instalaciones del complejo turístico Topes de Collantes, que brinda un formidable encuentro con la naturaleza; en el Valle de los Ingenios, se conservan los testimonios industriales y arquitectónicos del desarrollo azucarero decimonónico, entre los que sobresalen ejemplos de tan relevantes como la torre del Ingenio Manaca Iznaga y los restos del de San Isidro de los Destiladeros; por el lado de los ríos se puede introducir en el bosque hasta alcanzar el salto de agua de Javira acompañado del trinar de las aves y, hacia el mar, le esperan los maravillosos fondos marinos, las piscinas naturales en sus arrecifes y las hermosas playas, donde se ubican magníficas instalaciones hoteleras y una Marina para el disfrute de actividades náuticas.

Se comprende el interés que ha despertado un sitio que ofrece todo: un centro histórico de altos valores patrimoniales, declarado por la UNESCO en 1988, Patrimonio de la Humanidad y los atractivos de un entorno natural excepcional de montes, ríos, playas y montañas. Cerámicas, lencerías, tejidos, plástica, y música son otros de los tantos atractivos de una ciudad única y autentica, cuyos habitantes le reciben con la proverbial amabilidad y cortesía de los tiempos de antaño.

¡Bienvenidos a Trinidad!

CENTRO HISTORICO DE TRINIDAD EN CUBA

EL CENTRO HISTORICO URBANO

Está constituido por 48.5 hectáreas, con 93 manzanas y 1224 inmuebles y es precisamente el área urbana inscrita y declarada como Monumento Nacional en 1978 y Patrimonio de la Humanidad en 1988; representan el 16 % del área de la ciudad la cual aparece delimitada por las calles, al norte, Santa Ana que se prolonga en Amargura hasta la Plaza de los Tres Cruces; al oeste por el callejón de Torneros hasta la calle Encarnación, tomando hasta San José, para seguir al sur por la calle de Nueva hasta unirse a la de Boca para tomar Jesús María y continuar por el este hasta San Procopio, a unirse otra vez a Santa Ana.

VALORES ARQUITECTONICOS

La opulenta arquitectura de Trinidad en Cuba se forjo con la existencia de diferentes elementos, entre los que se encuentran los mármoles y el mobiliario de Europa, hierros forjados, ebanistería, bronces, marfiles, mosaicos, vidrieras, celosías, entre otros. Pero no todo fue lujo en esa arquitectura de antaño; al lado del palacio se fabricaron las casas de embarrado de paredes de arcilla y techo de guano y tejas, morada de la mayoría de los habitantes.

El conjunto urbano trinitario se distingue por las viviendas de una sola planta, representativa de las tipologías arquitectónicas de carácter anónimo y popular; la recurrencia en el uso de elementos constructivos hispánicos: muros de mampuesto, techos de maderas, cubiertas de tejas “a la española”, revoques de sal, que dotan a la ciudad de una fuerte unidad expresiva, de un marcado sentido de tiempo y de lugar.

GUATEQUE, ROMERIA Y PARRANDA DE TRINIDAD EN CUBA

FIESTA CAMPESINA

Guateque, fiesta, romería y parranda…son múltiples las maneras de llamar por su nombre a una fiesta campesina; mezcla de alegría y de rito, símbolos inigualables del carácter criollo “Misa en Escena” del guajiro cubano, sabor del campo como la fruta madura, la dulzura de la caña de azúcar y el aroma del tabaco y el café.

Con el propósito de continuar el fomento, rescate, conservación y desarrollo de lo más genuino y lo mejor de nuestros bailes y música campesina y lograr desde el punto de vista artístico un espectáculo donde se combinen lo auténtico, el sonido, el virtuosismo de la música y los bailes guajiros, se unen dos agrupaciones de talentosos jóvenes con inquietudes artísticas y una trayectoria significativa; el sexteto “Nueva Imagen” y el conjunto danzario “Guaurabo”.

El sello indiscutible del producto estará a la vista del cliente durante el “asado de puerco en púa” situado en el lateral derecho del restaurante y desde donde se efectuara en recibimiento a los clientes que nos visiten tanto en almuerzo como cena acompañado por el delicioso coctel “Guajirito Soy” emblema de la Villa de Recreo Horizontes Ma Dolores.

La posterior degustación de la comida criolla compuesta por pan y mantequilla, ensalada de vegetales, arroz congri, tachinos, postre criollo y café cubano que acompañaran el ya mencionado puerco asado en púa con mojo criollo.

PLAZAS DE TRINIDAD EN CUBA

PLAZA SANTA ANA

En la plazoleta situada frente a la antigua Cárcel Real de Trinidad en Cuba– hoy un complejo de servicios – y a la Iglesia de Santa Ana, ubicada entre las antiguas calles de Santo Domingo, San Procopio y Santa Ana, se encuentra un pequeño parque denominado Armenteros, en honor a Isidoro de Armenteros que junto con Rafael Arcis y Fernando Hernández Echerri fueran fusilados el 18 de agosto de 1851 por defender la independencia de su país del colonialismo español.

PLAZA MAYOR

Es la más antigua plaza de Trinidad en Cuba; frente a ella se erigió la iglesia. Situada en la parte alta del centro urbano, rodeada de majestuosos palacetes, otrora iluminada con lámparas de aceite de oliva. Tuvo varias denominaciones: Plaza Mayor, Plaza de Fernando VII, Plaza de la Constitución y en los años 1856-57 Plaza Serrano y Plaza Martí. A su alrededor se alzan varias construcciones de gran valor arquitectónico, cada una con una valiosa historia que contar.

PLAZUELA DEL JIGÜE

Cuenta una leyenda oral que a la sombra de un árbol, en el lugar que hoy se conoce por Plazuela del Jigüe, se celebró la misa de fundación de la ciudad en 1514. Es en este espacio donde resalta la casa de la esquina con portal al frente y fachada que alberga el Restaurante El Jigüe.

PLAZUELA DE LAS TRES CRUCES

En esta plaza, en la calle de la Amargura, están situadas tres grandes cruces de madera que marcan el lugar del Calvario, creado por los locales para conmemorar las actividades de la llamada Semana Santa o Semana Mayor y hasta donde llegan los creyentes en procesión.

En la actualidad se conservan las 14 grandes cruces de madera, empotradas en las paredes exteriores de las viviendas, que marcan el recorrido de las procesiones hasta el Calvario.

PLAZA CARRILLO

Parque original situado frente a la Iglesia de San Francisco de Paula. Obtuvo el nombre de Plaza de Carrillo en 1840, en honor al Brigadier Don Pedro Carrillo de Albornoz, a quien se le acreditan varias obras de utilidad pública, como el empedrado de numerosas calles. Posteriormente se denominó Plaza de Recreo y luego Plaza de Céspedes. Su símbolo distintivo es una enorme cúpula o pérgola construida de piezas de hierro, cubierta por una enredadera que fenómenos naturales han derribado, volviendo a ser puestas en su lugar gracias al empeño y amor que le tienen los pobladores trinitarios. En uno de sus frentes está ubicado el Gran Hotel Iberostar Trinidad en Cuba.

IGLESIAS DE TRINIDAD EN CUBA

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA CANDELARIA

Conocida como ermita de La Popa, es una de las edificaciones más antiguas de la ciudad. Consta de una sola nave que comprende un coro alto a la entrada y un presbiterio rectangular en la cabecera. Su cubierta es un alfarje de par y nudillo con tirantes pareados de gran sencillez.

SAN FRANCISCO DE ASIS

Es la más importante desde el punto de vista arquitectónico. Fue legada a los padres franciscanos en 1730 y hacia 1813 levantaron una iglesia y un convento nuevo: la iglesia quedo abierta al culto y se colocaron en la torre dos históricas campanas. Se yergue en el centro histórico de la ciudad la robusta torre barroca de la iglesia como atractiva atalaya desde donde puede admirarse una hermosa panorámica de la ciudad.

Hoy radica allí el Museo nacional de lucha contra bandidos.

ERMITA DE SANTA ANA

En un principio fue ermita de guano, hacia 1719 fue construida de tejas y mampostería y posteriormente fue concebida como iglesia con tres naves, aunque no llego a concluirse toda la edificación.

SAN FRANCISCO DE PAULA

De sólida estructura, con gruesos muros y una torre que se eleva en compleja simetría sobre la portada principal, esta iglesia fue erigida durante la primera década del siglo XIX.

En 1830 se declaró iglesia auxiliar de la Santísima Trinidad en Cuba, función que mantiene en la actualidad.

SANTISIMA TRINIDAD

De aspecto interior neoclásico, tiene el interés particular de exhibir en su altar menor una imagen del Cristo de la Veracruz. El altar mayor esta tallado en madera clara estilo neogótico. Al fondo, como un abanico abierto, se deja ver una pintura de Antonio Herr.

CASAS DE TRINIDAD EN CUBA

Casa de los Machados (Casa de la Trova)

La casa atesora en la actualidad piezas de alto valor patrimonial confines ornamentales, así como una valiosa colección de la discografía nacional y local, puesta a disposición de todo aquel que desee verlas o adquirirlas. Es válido mencionar el disco “Casa de la Trova. Trinidad en Cuba”, realizado en el año 1998 por la disquera EGREM, siendo esta la única producción discográfica realizada por la casa desde su fundación. Desde el 1974 en el que la Casa de la Trova abre sus puertas al público, han sido muchas las actividades que diariamente tienen sede en este bello lugar, con el dulce propósito de divulgar y promover un mayor desarrollo de este género musical que es, además, parte de la tradición e identidad de la ciudad de Trinidad. En cuanto a los trovadores que actúan sistemáticamente en ella podemos mencionar figuras como: Félix Cintra e Isabel Bécquer.

También cuentan allí con un espacio habitual de músicos de la talla de Alberto José Zerquera, Clave Cubana, el Dúo Cofradía, y el Cuarteto Siglo Cubano.

PALACIO CANTERO

Es una casa del siglo XIX representativa de la arquitectura colonial trinitaria. A cada lado de la sala y la saleta encontramos dependencias. Adosado a la derecha de esta estructura, se halla un zaguán que desemboca en la galería  y se comunica directamente por medio de puertas con las dependencias correspondientes a la primera y segunda  crujías. En esta casa encontramos totalmente desarrollado un hermoso patio central amplio y soleado, porticado por sus cuatro lados, custodiados por las galerías de modelo renacentista y convertido en jardín. La primera crujía contiene la sala y aposentos o dormitorios techados con armaduras rectangulares a cuatro aguas y la segunda contiene la saleta que funciona como una prolongación  de la sala y aposentos o recamaras. Al fondo hay una nave dividida en dos estancias. La cocina se distingue por su gran campana sobre el fogón.

El palacio posee una majestuosa torre mirador que realza la belleza del edificio, desde el cual puede contemplarse el mar y las bellezas de una ciudad detenida en el tiempo.

Hoy Museo de Historia Municipal, donde encontramos, la pila bautismal procedente de la iglesia de San Francisco que posiblemente es de la primitiva Parroquial Mayor; la bandera de Trinidad en Cuba, de 1848, uno de los antecedentes de la enseña nacional, la pajarera obsequiada por el sabio, Juan Gunlach a Moserrate de Lara, el buró – oficina  estilo Luis XVI que probablemente perteneció a Justo German Cantero, entre otras piezas de valor.

En una de sus numerosas salas se hace referencia a la entrada de los negros esclavos (1789) en barcos negreros  procedentes de África (Congo, y Nigeria principalmente). Se puede ver un cepo utilizado para castigar a los esclavos. Se hace  mención a los 56 ingenios existentes en la región, mostrando fragmentos de una alzadora de caña de la época, una campana y una caldera de hierro que se utilizaba para preparar la melaza.

PALACIO DEL CONDE BRUNET

Hoy Museo Romántico. Muestra a través de sus salas el modo de vida d la alta sociedad criolla y las influencias culturales europeas y norteamericanas.

TABERNA LA CANCHANCHARA

Un ejemplo vivo de una de las casas coloniales más antiguas de Trinidad, con techos de maderas preciosas y un pasillo en forma de corredor para aliviar las cálidas tardes de verano. En nuestros días se ha transformado en una de taberna con merecida fama por ser uno de los sitios donde mejor se degusta el coctel conocido como la Canchánchara, utilizado desde los mambises como bebida medicinal por sus ingredientes: miel de abejas, limón y aguardiente.

JOYAS DE LA ARTESANIA TRINITARIA

La destreza manual y artística forma parte de la identidad del trinitario, que la transmite de generación en generación, de familia en familia. La artesanía en Trinidad en Cuba tiene orígenes tan remotos como la propia fundación de la Villa. Relacionada con la identidad y el patrimonio, ese hacer se cultivó en principio como un entretenimiento entre las amas de casa de las familias con mayor desenvolvimiento económico.

Los trabajos con yarey tienen mucho desarrollo en la zona. Trinidad en Cuba sienta las pautas y se distingue como una escuela propia en esa forma de artesanía, de la que hizo gala Rafael Zerquera, también conocido por “Tiembla Tierra”, seguido como de Pedro Pablo Hurtado Varona, quien como su antecesor recibo el Premio por Obra de toda la Vida. Presentes, aunque en menor medida, están la talla de madera, la taracea y marquetería, e incluso la mueblería.

LA ALFARERIA Y LA CERAMICA

Identifican particularmente el territorio y en ese quehacer sobresale la familia Santander, que también marca una cátedra con sus creativos sonajeros, platos, jarrones y un amplio catálogo de piezas de barro rojo el cual viaja hoy por todo el mundo.

LENCERIA

Es una de las tradiciones heredadas de la metrópoli española, practicada por las mujeres del ámbito familiar, más que para mitigar el ocio, para cumplimentar urgentes requerimientos domésticos. Era la época en que no se recibían con fluidez necesaria desde la península las prendas para el servicio doméstico y el vestir. La lencería trinitaria presenta rasgos característicos o distintivos como una de las expresiones de la cultura popular tradicional identitaria de la ciudad, lo que la hace formar parte de su patrimonio inmaterial.

En varias galerías y mercados de artesanos son encontrados en la ciudad, donde se ofertan diferentes prendas en randa, malla, frivolité, realizadas por artesanos locales.

TEJIDOS EN FIBRA

En piezas de cerámica aborigen aparecen impresas huellas de tejidos de fibra creados por nuestros primeros pobladores. Ello lo testimonia la antigüedad y la técnica. Jabas, sombreros, esteras, carteras, y muchas otras maravillas son confeccionadas por  generaciones de trinitarios que ofertan sus productos en talleres y ferias en las áreas del centro histórico.

TRADICIONES CULTURALES

INFLUENCIA AFRICANA EN NUESTRA CULTURA

El aporte africano a la cultura trinitaria acumulada por más de tres siglos es vital para definir el patrimonio y la identidad local. La definición delo que hoy somos no se debe solo a las transformaciones de las raíces indias por la acción europea colonizadora, sino también a la africanía, que se arraigó en la población desde los primeros años de mestizaje. Fueron los esclavos los que los que formaron las asociaciones y cabildos con advocación a un santo católico, con los que disfrazaban su origen verdadero, aunque manteniendo sus raíces africanas. Por ello tenemos la presencia de varios cabildos desde el siglo XIX ubicados en diferentes zonas: 1.”Congos Reales” o San Antonio, de origen bantú, fundado en 1856, siendo el más antiguo. 2. Santa Bárbara, fundado en la década del 70 de ese propio siglo. 3. Yemaya. 4. San Miguel.

Las tres grandes creencias religiosas de origen africano que se observan en el país, tienen su espacio en una ciudad desarrollada con el sudor del negro esclavo: la Regla de Ocha o Santería, el Palo del Monte y la Sociedad Secreta Abakua.

TRADICIONES CATOLICAS

  • Santa Elena
  • San Blas
  • Semana Santa
  • San Lázaro

TRADICIONES POPULARES

Uno de los rasgos de la ciudad de Trinidad, que ha llamado desde otrora la atención de sus visitantes, es la costumbre de numerosos vecinos de mantener en cautiverio y exhibir orgullosamente diversas aves de compañía, capturadas en los paisajes costeros, llanos y montañas que rodean la ciudad. Sobre tal costumbre la referencia más antigua que se tiene hasta el momento la brindo a mediados del siglo XIX el sabio naturalista cubano Ramón de La Saga. Su testimonio nos lleva a plantear rotundamente que la captura y cría de aves de compañía  se practica en Trinidad para beneplácito de sus habitantes desde hace por lo menos un siglo y medio – quizás mucho antes – y que la misma se practicaba hasta en las más altas capas de la sociedad.

Dentro de las aves que siempre han preferido los trinitarios mantener en cautiverio, ya sea por lo melodioso de su canto o por lo vistoso de su plumaje, se destacan el sinsonte, el tomeguín [del pinar y de la tierra], la mariposa, el azulejo; pero es “el negrito” el que sin lugar a dudas se lleva el premio en este sentido. La captura y cría de negritos ha sido desde tiempos muy remotos  uno de los pasatiempos preferidos  de las sucesivas generaciones de trinitarios, y no es algo fuera de lo común observar, colgadas de los balcones y rejas, en las fachadas de las viviendas y hasta en los centros de trabajo, las jaulas desde las cuales emerge el potente canto del “negrito”.

FORTIFICACIONES MILITARES

Muy definido está en la historia colonial de la América hispana, que España dedico cuantiosos recursos para la defensa de sus colonias en América y sobre todo en aquellos puntos de relevancia económica. Las fortificaciones militares fueron una constante en Cuba, desde el punto de vista constructivo y arquitectónico, y se desarrollaron en mayor o menor medida en los distintos lugares de la isla según su importancia y recursos.

FORTIN DE LA VIGIA

Desde él se denominaba un amplio panorama de la Bahía de Casilda, una gran parte del Valle de los Ingenios y los diferentes caminos de entrada a Trinidad. Permitía observar cuanto acontecía en el puerto, ya fuera el trafico constante de entrada y salida de embarcaciones o las amenazas de ataques de corsarios, piratas o armadas inglesas. Por otra parte, el fortín fue importante espectador de todo el desarrollo económico posterior que se gestó en el valle.

FORTIN E VIZCAYA

También conocidos como Fortín de la Mano del Negro, por su cercanía al lugar así denominado, fue construido para la defensa de trinidad, ya que al estallar la guerra del 24 de febrero de 1895, la ciudad requería ser convertida en una plaza fuerte del ejercito colonial, en protección de los intereses económicos y políticos que representaba trinidad para la Metrópoli, amenazados por la actividad bélica y la tea incendiaria mambisa.

CUARTEL DE DRAGONES

El antiguo “Cuartel de Dragones”, es también conocido como Cuartel de Caballería. En principios se construyó un barracón, para que sirviese de depósito  a los negros traídos de África y así evitar las posibles infecciones que pudiesen traer. Pasados unos años, al declararse ilegal la trata negrera, éste es desocupado y queda en desuso. Luego se construye en este solar el cuartel de Caballería para acomodar los Lanceros del Rey, como refuerzo de la guarnición de la ciudad. Pero no fue hasta 1919 que este cuartel fue convertido en una Estación Ferroviaria y hoy en medio del dinámico proceso que vive Trinidad este edificio es una moderna Academia de Artes Plásticas.

TOPES DE COLLANTES

Sitio  enclavado a unos 800 metros sobre el nivel del mar, rodeado de una prodiga naturaleza y un agradable microclima, a 22 kilómetros de la ciudad de Trinidad.

Museo de Arte Contemporáneo

Enclavado en un chalet, farolitos y vitrales se integran a la arquitectura que ahora alberga una importante colección de pintores contemporáneos cubanos de fines del  siglo XX. Posee seis salas permanentes y una sala transitoria. Las butacas y mesas de la sala son originales de este chalet, como lo son los adornos del biscuit y porcelanas que atesora. Autores de la talla de Adigio Benítez, Flora Fong, Manuel Mendive, Nelson Domínguez, Mariano Rodríguez, Pedro Pablo Oliva, Rita Longa y Zaida del Rio, entre otros muchos, figuran en la lista de artistas cuyas obras allí se exponen.

CASA DEL CAFÉ

El cultivo del café es una de las actividades económicas más importantes en el gran parque Topes de Collantes. Apreciación de las formas de elaboración del café y degustación. Tendrá la posibilidad de conocer sobre la historia del café en el mundo, en Cuba y en el macizo Guamuhaya. Muy cerca se encuentra El jardín de variedades de café.

EL RELOJ SOLAR

En 1988, un arquitecto búlgaro llego allí y la belleza y agradable microclima lo cautivaron, por lo que decide dejar su impronta haciendo un reloj de sol. Escoge para la instalación la zona central del macizo montañoso, desde donde indica el tiempo. Las cuatro entradas al instrumento simbolizan igual número de fases de la Luna y entre ellas se sitúan siete bancos que insinúan los días de la semana.

En el Altiplano Topes de Collantes se distinguen varios sitios de interés turístico: el sendero Caburní, símbolo distintivo del macizo Guamuhaya, con su majestuoso y espectacular Salto del Caburní; el sendero Vegas Grandes, que lo llevará a su también impresionante salto de agua del mismo nombre, rodeado de frondosos árboles y bellos paisajes. Bordeando las márgenes de un puro y transparente arroyuelo está el sendero La Batata, con su variedad de flora y fauna, acompañantes perfectos durante el recorrido en el que se podrá visitar una típica casa de adobe y sus moradores, así como una cueva surcada por profundas y frescas piscinas naturales.

El Parque Guanayara, ubicado a 15 km. del centro de Topes de Collantes, provoca la magia de la naturaleza con su sendero Centinelas del Río Melodioso, que lo llevará a descubrir la flora y fauna de la zona, así como los accidentes geográficos del río, con sus cascadas y pozas. Para los atrevidos, la travesía a través del río les hará sentirse verdaderos vencedores pues a lo largo de 500 m. podrán realizar una aventura irrepetible: desplazarse por el cañón del río hasta la Poza El Venado, lugar que premiará su recorrido al bañarse en sus puras aguas. Al terminar la caminata disfrutarán de un sabroso almuerzo en La Casa de La Gallega, a la orilla del río, donde su plato Pollo a La Gallega cerrará con broche de oro esta excursión.

El Parque Codina, ubicado a 8 km. de Topes de Collantes, es considerado como un refugio ecológico y anti estrés. El sendero Encantos de Codina lo llevará a conocer sus valores naturales, entre los que se destacan un jardín de variedades de orquídeas y uno de bambúes. Un mirador natural conjuntamente con un poco de espeleo-turismo lo convierten en un sendero único. El cerdo en púa y el inseparable congrí criollo, hacen de su restaurante otro de los encantos de Codina.

EL NICHO

El Parque El Nicho está ubicado a 30 km. del centro de Topes de Collantes y a solo 2 km del embalse Hanabanilla. En su sendero Reino de las Aguas se puede disfrutar del nacimiento de un río, rodeado de frondosos árboles y con el siempre agradable trino de las aves, muchas de ellas endémicas. El río y su abrupto relieve crean varias cascadas que corren de forma escalonada e impresionante.

EL VALLE DE LOS INGENIOS

Ubicado al suroeste de la provincia de Sancti Spíritus y al noreste de la ciudad de Trinidad, tiene un área aproximada de 276 km cuadrados.

ATRACTIVOS HISTÓRICOS DE TRINIDAD EN CUBA

La explotación ganadera dió al valle su primer uso en épocas tan tempranas como los años 1600. El cultivo del tabaco en las márgenes de los ríos Agabama y Caracusey lo convirtió en zona de importantes intercambios de la Isla. Hacia 1650 llegaron inmigrantes españoles procedentes de Jamaica, con la tecnología de producción de azúcar. Las buenas condiciones que existían para su producción permitieron que pronto esta industria se convirtiera en la más importante de la región, desplazando a las demás al punto de anularlas prácticamente.

Paralelamente al “boom” azucarero, hubo un aumento de la población, fundamentalmente de la fuerza esclava, lo que trajo consigo un crecimiento paulatino de los asentamientos alrededor de los principales ingenios de la región: Guáimaro, Palmarito, Manaca Iznaga, Magua, La Pastora, y otros fundados o habitados por esclavos libres como San Pedro, Caracusey y Condado, que con el decursar de los años se convirtieron en los núcleos poblacionales más importantes del Valle.

ARQUITECTÓNICOS

MANACA- IZNAGA

Conjunto monumentario cuyos exponentes son la casa vivienda, la torre campanario, el almacén – herrería – cocina, el caserío de esclavos y la enfermería. La torre, majestuosa, es fiel testigo de lo que otrora significó la región. Ni vientos fuertes ni los conocidos huracanes que afectan a nuestra isla caribeña han podido destruir esta joya que se alza orgullosa y señorial como símbolo de Trinidad.

GUÁIMARO

Huellas del período de esplendor del Valle de los Ingenios, aparecen en las pailas, ruedas y mansiones como la del ingenio Guáimaro. Sus frescos italianos, amplía escalinata a la entrada y arcos de medio punto patentizan el poderío económico de esta familia trinitaria.

ARQUEOLÓGICOS

SAN ISIDRO DE LOS DESTILADEROS

Muy cerca de la casa hacienda, existe una torre campanario con 14 m. de altura y tres niveles, símbolo del principio y fin de cada jornada, cuyos elementos decorativos son propios de las construcciones trinitarias del siglo XIX. En años recientes se han realizado diversas investigaciones arqueológicas en este lugar, catalogado por expertos como el conjunto arquitectónico tradicional de la industria azucarera más completo del Valle de los Ingenios, declarado Patrimonio de la Humanidad. Los viejos muros del antiguo ingenio muestran el poderío que se alcanzó tras siglos de explotación agraria del fértil valle y de la mano de obra esclava. Fue descubierto y protegido desde finales de los años 80 del pasado siglo. Allí se pueden observar las ruinas del llamado “tren jamaiquino”, que ejercía la función de la cocción del azúcar y ahorraba combustible y brazos para atender el horno.

NATURALES

GUACHINANGO

A solo 16 kilómetros de la ciudad de Trinidad, se halla esta antigua casa de unos 300 años. La consideran un sitio especial para la contemplación del paisaje e incluso para adquirir conocimientos sobre la cultura local y la arqueología. Monturas, hamacas y taburetes componen los elementos de una casa o hacienda. Los campesinos del lugar lo atenderán con amabilidad y le explicarán de su diario bregar entre los frutos de sus cosechas, el progreso de sus animales y el ordeño manual del ganado, con métodos tradicionales. Está rodeada por árboles frutales, flores silvestres y pozas frescas. Podrá disfrutar de paseos a caballo, baños en el río y almuerzo criollo que salen de la cocina de esta casa hacienda convertida en restaurante, sus jugos y frutas frescas son la mejor opción al regreso de una feliz cabalgata.

PENÍNSULA ANCÓN

A solo 15 km. de la ciudad, Ancón atesora una de las playas más hermosas de la isla, bañada por las aguas del Mar Caribe. En sus fondos marinos se pueden encontrar gorgonias, abanicos de mar, corales negros, esponjas y pequeños peces tropicales. La superficie del mar parece una bandeja la mayor parte del año, lo que propicia el disfrute de la inmersión simple y doble en sus puntos de buceo. Los hoteles se encuentran en la primera línea de playa. Allí encontramos la playa María Aguilar, con 4 km. de arena, desde donde se puede observar una hermosa puesta de sol, y el hotel Costa Sur, con una hermosa piscina natural.

MARINA MARLIN

Diversas actividades náuticas podrán realizar los amantes del mar en la Marina Marlin, como iniciación al buceo, barrera de coral, pesca, paseos en barco y vida a bordo.

  • Duración: 2-4 horas. Frecuencia: Diaria
  • Marina Marlin Trinidad

También se pueden visitar los cayos Blanco y Macho Afuera y disfrutar de estos islotes vírgenes de más de 1 km. de largo y 200 metros de ancho. Podrán practicar snorkeling, ver la flora y fauna endémicas de la zona o sencillamente darse un buen chapuzón en las deliciosas aguas del Mar Caribe.

EXCURSIONES EN TRINIDAD EN CUBA

TRINIDAD ESPECIAL

Recorrido de 6 horas con visita a la hacienda Manaca – Iznaga en el Valle de los Ingenios.

  • Recogida en los hoteles [vehículo climatizado y servicio de guía]
  • Salida hacia el Mirador del Valle de los Ingenios. En el trayecto vista panorámica del puerto y el poblado pesquero de Casilda.
  • Parada en el Mirador para disfrutar de hermosas vistas del Valle, las montañas del Escambray y el Mar Caribe.
  • Paseo panorámico en bus por toda la zona, en cuyo trayecto se pueden observar vestigios de la antigua producción azucarera y de algunas poblaciones rurales.
  • Visita a la hacienda Manaca-Iznaga.
  • Retorno a la ciudad para visitar la Casa del Alfarero donde se muestra lo mejor de la cerámica trinitaria.
  • Recorrido por las calles principales de la ciudad, incluyendo la Plaza Mayor y la Plaza Real del Jigüe.
  • Entrada a un museo local.
  • Visita a La Canchánchara con degustación de bebida típica.
  • Almuerzo en restaurante local.
  • Tiempo libre en el mercado artesanal.
  • Retorno a Trinidad en Cuba..

PASEO EN TREN A VAPOR

Disfrute del viaje en esta joya de principios del siglo XX y viva la experiencia del trayecto de la caña de azúcar hasta el ingenio.

  • Recogida en los hoteles con traslado al ferrocarril para abordar el tren a vapor.
  • Paseo panorámico en tren a vapor por el Valle de los Ingenios, en cuyo trayecto se pueden observar antiguos ingenios azucareros y algunas poblaciones rurales.
  • Parada en la villa de Manaca-Iznaga para visitar la hacienda de la familia Iznaga, una de las más importantes de la sacarocracia trinitaria del siglo XIX.
  • Tiempo libre.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

AVENTURA EN LA MONTAÑA

Disfrute de una verdadera aventura en la montaña conducido por auténticos camiones de camuflaje hasta el parque Guanayara, donde caminará por senderos hasta su cascada y poza naturales.

  • Traslado ida y retorno en camión todo terreno.
  • Servicio de guía ecológico.
  • Parada en el centro del parque natural para explicación sobre la historia e importancia del lugar.
  • Visita a la Casa del Café donde se detalla el proceso de obtención del mismo.
  • Recorrido hacia la zona de Guanayara incluyendo el disfrute de diversas vistas del paisaje rural.
  • A la llegada, cóctel de bienvenida.
  • Caminata por el sendero Centinelas del Río Melodioso, donde podrán apreciarse diversas especies representativas de la flora y la fauna endémicas.
  • Visita al salto El Rocío, con tiempo para baño en la poza natural El Venado.
  • Almuerzo en el restaurante Casa de la Gallega con una bebida incluida.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

JEEP SEAFARI AL NICHO

No pierda la oportunidad de visitar la cascada más impresionante de Cuba, El Nicho, con senderos de fácil acceso para todas las edades.

  • Recogida en los hoteles en jeep 4X4.
  • Traslado hacia Topes de Collantes con parada en la Casa del Café. Degustación de un verdadero café montañés.
  • Continuación del recorrido por Charco Azul y otras comunidades de  Cumanayagua. Excelente oportunidad para la apreciación de la exuberante belleza natural de estos parajes
  • Al llegar al parque natural El Nicho, presentación de su ecoguía y comienzo de la caminata por el sendero Paso de las Mariposas.
  • Tiempo para fotos en cascadas y pozas.
  • Tiempo de baño.
  • Almuerzo criollo con un líquido en el restaurante del parque.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

VALLE DE LOS INGENIOS EN BUS

  • Recogida en los hoteles (No incluye guía)
  • Visita al Mirador del Valle de los Ingenios para disfrutar de hermosas vistas del valle, las montañas del Escambray y el Mar Caribe.
  • Paseo panorámico en bus por el valle donde se pueden apreciar antiguos ingenios azucareros y algunas poblaciones rurales.
  • Visita a la hacienda Guáimaro.
  • Visita a la hacienda Manaca-Iznaga.
  • Visita a la Finca Guachinango (paseo a caballo opcional).
  • Almuerzo criollo en restaurante local.
  • Tiempo libre.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

PARQUE NATURAL EL CUBANO

  • Recogida en los hoteles o en los buroes de Cubanacán (traslado en camión, servicio de guía especializado bilingüe).
  • Visita al parque natural El Cubano a través de las márgenes del río Guaurabo, disfrutando de una vista panorámica de la Sierra del Escambray.
  • A la llegada, cóctel de bienvenida.
  • Recorrido por el sendero “Tras las huellas de la historia” hasta la cascada Javira, donde se aprecian vegetación y animales endémicos.
  • Tiempo libre para baño en la piscina natural.
  • Almuerzo en el restaurante Los Almendros.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

SEAFARI A CAYO BLANCO

Disfrute de una relajante navegación por las aguas del Mar Caribe. Una gran oportunidad para snorkeling y un buen baño de sol.

  • Salida desde la Marina Marlin en la Península de Ancón.
  • Embarque y travesía en catamarán o velero hacia Cayo Blanco. En el trayecto se observan la bahía, el puerto y el poblado pesquero de Casilda.
  • Snorkeling en la barrera coralina próxima a Cayo Blanco (equipos incluidos).
  • Bar abierto con bebidas nacionales y almuerzo marinero en el cayo.
  • Tiempo libre para baño y disfrute de la fauna local (iguanas).
  • Retorno a la marina de Trinidad en Cuba.

CITY TOUR TRINIDAD EN CUBA

  • Recogida en los hoteles (vehículo climatizado y servicio de guía).
  • Parada en el Mirador para disfrutar de hermosas vistas del Valle de San Luis, las montañas del Escambray y el Mar Caribe.
  • Traslado a la zona moderna de la ciudad con visita a la Casa del Alfarero, donde se muestra lo mejor de la cerámica trinitaria.
  • Traslado hacia el centro histórico donde se realiza un recorrido a pie por las calles principales de la ciudad. Se pueden admirar las edificaciones, plazas y plazuelas más importantes de la ciudad entre las que se incluyen la Plaza Mayor y la Plaza Real del Jigüe.
  • Entrada a un museo local.
  • Visita a La Canchánchara con degustación de la bebida típica de la ciudad.
  • Tiempo libre en el mercado artesanal.
  • Retorno a Trinidad en Cuba.

TRINIDAD: 500 AÑOS DE SABOR

Mestizaje de cocinas, mestizaje de razas, mestizaje de culturas, caldo denso de civilización que burbujea en el fogón del Caribe. Trinidad en Cuba, Patrimonio Cultural de la Humanidad, a más de poseer uno de los conjuntos históricos mejor conservados del país, cuenta con un patrimonio intangible de incalculable riqueza.

Caminar por sus tortuosas calles, pavimentadas con blanquísimas piedras calizas de tosca labra en los albores del siglo XIX, es como adentrarse en un mundo donde el imaginario popular desborda lo posible y lo imposible. Muchos testimonios confirman el deslumbramiento de los visitantes ante tantos detalles que conviven en singular armonía epocal, haciéndose más delirante cuando, por una esquina cualquiera, surge un vendedor ambulante entonando un improvisado pregón que invita a degustar un rico pan caliente, panetelas chorreantes de almíbar y cubiertas de encrespados merengues, o las sensuales frutas tropicales de dulce y jugosa pulpa.

Resultado de una muy antigua tradición culinaria y comercial, el pregón nos provoca todos los sentidos. Ya desde las primeras luces del alba el panadero trinitario comienza a despertar al vecindario con su insistente reclamo a degustar el sacrosanto alimento.

Las comidas, elemento inseparable del desarrollo de la humanidad, ha sido a lo largo del tiempo objeto de adecuación a las características socioeconómicas y culturales de cada nación. Trinidad en Cuba, importante reservorio de historias, leyendas y tradiciones conserva, en la memoria colectiva de sus hijos, un amplio repertorio de recetas de cocina, engendro del complejo entramado cultural conformado a lo largo de sus 500 años de existencia.

Solicita información sobre Trinidad en Cuba







Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hello, I´m Chris!

May I help you in your trip to Cuba?