Holguin

Holguin


holguin cuba


Explorando Holguin

Llamada la ciudad de los parques por sus numerosas y frondosas plazas, Holguin es una ciudad colonial de planta cuadriculada, situada entre dos cerros, Cerro de Mayabe y Loma y Loma de La Cruz. El pueblo de Holguin participó activamente en las guerras de independencia bajo el liderazgo de Calixto García, el famoso general que liberó la ciudad de los españoles en 1872. La casa en la que nació es ahora un museo; la plaza que lleva su nombre marca el centro de la ciudad y está dominada por una estatua del general heroico.

Historia de Holguin

El 28 de octubre de 1492, cuando pisó por primera vez tierra cubana, Colón escribió en su diario de viaje: “Nunca he visto un lugar tan hermoso. A lo largo de las orillas del río había árboles que nunca había visto en casa, con flores y frutos de los más diversos tipos, entre cuyas ramas se oía el delicioso canto de los pájaros. Había un gran número de palmeras. Cuando bajé de la lancha, me acerqué a dos cabañas de pescadores. Al verme, los nativos se asustaron y huyeron. De vuelta en el barco, subí el río por una buena distancia. Sentí tanta alegría al ver estos jardines floridos y bosques verdes y al escuchar el canto de los pájaros que no podía arrancarme, y así continué mi viaje. Esta isla es verdaderamente la tierra más bella que el hombre haya visto jamás”.

Lugares de interés

La calle Maceo y Manduley -dos calles paralelas con tiendas, hoteles, bares y discotecas, incluida la Casa de la Trova- atraviesan tres plazas: Parque San José, Parque Calixto García y Parque Peralta. Parque García, siempre lleno de gente, es el lugar donde se encuentran los principales monumentos y museos de la ciudad, incluyendo la Casa Natal de Calixto García.

La Periquera (Museo Provincial de Holguin)

Este gran edificio neoclásico con patio da al Parque Calixto en el centro de García. Fue construido en 1860 de pájaros y como casa particular del mercader español Francisco Roldán y Rodríguez. En 1868, al inicio de la Guerra de los Diez Años, el edificio fue ocupado por el ejército español y convertido en cuartel. De ahí el apodo del edificio, La Periquera, que se traduce como “jaula de loros”, una referencia a los uniformes de colores brillantes del ejército español.

Hoy en día, el edificio es la sede del Museo Provincial de Holguin, donde cinco salas ilustran los principales escenarios de la ciudad cultural. También se exhiben reliquias arqueológicas de los indios taínos, que vivieron aquí entre los siglos VIII y XV. El objeto más famoso de la colección es la Hacha de Holguin, una cabeza de hacha de piedra tallada como figura humana. Fue descubierto en las colinas alrededor de Holguin, y se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

Museo de Historia Natural Carlos de la Torre

El museo de historia natural de Holguin se encuentra en un edificio pintado de brillantes colores, con un hermoso pórtico y azulejos españoles por todas partes. Una interesante colección de aves y conchas, incluyendo caracoles Polymita de Baracoa, está en exhibición, junto con un pez fósil de 50 millones de años de antigüedad, encontrado en Sierra Maestra.

Catedral de San Isidoro

Consagrada como catedral en 1979, San Isidoro fue construida en 1720 en el lugar de la primera misa celebrada para celebrar la fundación de la ciudad: Parque Peralta. También se le conoce como Parque de Flores porque aquí se solía celebrar un mercado de flores.

La iglesia de Holguin contiene una copia de la popular Virgen de la Caridad, cuyo original se encuentra en la Basílica del Cobre cerca de Santiago de Cuba (ver p225). El 4 de abril se celebra una fiesta en honor de la Virgen.

Bazar de Artesanía

A dos cuadras al norte del Parque Calixto García se encuentra Bazar de Artesanía, un encantador mercado interior que vende una gama de accesorios hechos a mano, adornos de madera tallada y joyas de semillas y resina. La calle peatonal fuera del mercado es un lugar tranquilo para ver.

Plaza de la Revolución

Situada al este del centro de la ciudad de Holguin, detrás del Hotel Pernik, esta plaza contiene un monumento a los héroes de la independencia de Cuba, el mausoleo de Calixto García y un pequeño monumento a su madre. La plaza es el principal escenario de las fiestas populares.

Loma de Ia Cruz

Desde la cima de la Loma de Ia Cruz se pueden contemplar unas vistas maravillosas y de gran alcance. Los ingenieros que fundaron Holguin utilizaron este sitio para planificar el trazado de la ciudad, pero fue mucho más tarde (entre 1927 y 1950) cuando se construyó la escalera de 458 escalones en la parte superior. Cada año, el 3 de mayo, la gente de Holguin sube la colina de las Romerías de Mayo, una celebración cristiana de origen español. La cima de Loma, a unos 3 km al noroeste del Parque Calixto García, está marcada por un mirador español y por una cruz colocada allí en 1790 por el fraile Antonio Alegría. Durante su visita en 2015, el Papa Francisco bendijo la ciudad desde aquí.

Entornos

Otro mirador más lejano sobre la ciudad es el Mirador de Mayabe en el Cerro de Maya be, a 10 km (6 millas) al sureste del centro de la ciudad.

Desde el mirador se tiene una vista del valle con Holguin a lo lejos, donde también se encuentra una aldea campesina, con alojamientos sencillos y un restaurante, así como un museo al aire libre, que ilustra la vida de los campesinos que viven en un pequeño pueblo. Las reconstrucciones incluyen ejemplos de un bohío real, una típica casa rural con techo de hojas de palma, un gallinero y un patio con tarros para transportar agua.

Gibara

Al sur de la bahía que Colón llamó Río de Mares está la pintoresca ciudad de Gibara, famosa por su extensa red de cuevas perfectas para explorar en las afueras de la ciudad. En el siglo XIX, Gibara era el principal puerto de la costa norte de la provincia de Oriente, y posee la arquitectura colonial más importante de la zona.

El sombrío Malecón (frente al mar) tiene una estatua de Colón que mira al horizonte, una guarnición restaurada y vistas del pequeño puerto pesquero. Desde aquí se accede a la plaza principal, presidida por la Iglesia de San Fulgencio (1854), y a un antiguo teatro.

El Museo de Artes Decorativas se encuentra en una casa solariega del siglo XIX. Una escalera bordeada por columnas de mármol y finas vidrieras representan el mejor conjunto de muebles y objetos de los siglos XIX y XX de la región.

A unos 2 km (1 milla) del centro de la ciudad se encuentran las Cavernas de Panadernos, grabadas con pictografías y donde habitan los murciélagos. Es posible bucear en cuevas y explorar el sistema de cuevas con un guía.

Bahía de Bariay

Al este de Gibara hay una bahía con una lengua de tierra en el medio llamada Cayo de Bariay. La mayoría de los historiadores (pero no los baracos, ver p246) están de acuerdo en que Colón desembarcó aquí por primera vez en 1492. Con sus abundantes flores y árboles cargados de frutos, parecía un paraíso para el explorador. En 1992, con motivo del 500 aniversario del desembarco de Colón en Cuba, se erigió aquí un monumento llamado Encuentro, dedicado a los indios taínos, un lugar relativamente remoto si se viaja en coche, pero se pueden organizar viajes en barco desde Guardalavaca (ver p219). Al este de Cayo de Bariay se encuentra la hermosa Playa Don Lino.

Guardalavaca

Convertidas a mediados de los años 80 en un centro vacacional, las playas de Guardalavaca se encuentran entre los destinos vacacionales más populares de Cuba. Aunque el resort está cerca de Holguin, que se encuentra a 58 km (35 millas) al suroeste a lo largo de una carretera que atraviesa curiosas colinas cónicas, la ubicación todavía parece remota.

La playa principal en forma de media luna de 4 km (2 millas), rodeada a cada extremo por rocas, está respaldada por una abundante vegetación. El mar es cristalino, la arena es fina y hay un arrecife de coral muy cerca de la orilla. Al oeste hay varias playas desarrolladas.

El nombre “Guardalavaca” (ver la vaca) deriva de la palabra española para la garza bueyera, un ave que es común en toda Cuba, y especialmente frecuente aquí.

Al oeste de la playa se encuentra Bahía de Naranjo, un parque natural que comprende 32 km de costa y 10 km2 de bosque, con colinas cársticas cubiertas de espesa vegetación. Hay tres pequeñas islas en la bahía; en una, Cayo Naranjo, hay un acuario con espectáculos de lobos marinos y delfines. También se organizan excursiones en barco, buceo y pesca.

El Chorro de Maíta

Cerca de la costa, a sólo 5 km (3 millas) al sur de Guardalavaca, se encuentra El Chorro de Maíta, la necrópolis indígena más grande de Cuba y las Antillas. En este yacimiento imperdible, los arqueólogos han encontrado 108 esqueletos y una serie de arcillas (objetos, amuletos de hueso, ofrendas funerarias de Inda y conchas decoradas).

Todo este material se puede ver desde un paseo marítimo dentro del museo. Al otro lado de la carretera hay una aldea taína, una reconstrucción de una aldea rural precolombina, construida para el entretenimiento, pero históricamente exacta. Los visitantes pueden comprar recuerdos y probar la comida que los amerindios solían comer. Delante de las cabañas están las estatuas de vida de los nativos.

Banes

Este pueblo de campo, a 32 km (20 m) al suroeste de Holguin, está situado en medio de una vasta y rica zona de excavación (la provincia de Holguin ha producido un tercio de los hallazgos arqueológicos de Cuba). Banes es la sede del Museo Indocubano Bani, el museo arqueológico más importante de Cuba fuera de La Habana. El museo cuenta con más de mil objetos expuestos, entre ellos hachas, jarrones de terracota, cuchillos de sílex y, lo que es más notable, la figura de una mujer de oro de 4 cm de alto, conocida como el Ídolo de Oro. Fue encontrado cerca de Banes, y data del siglo XIII.

Mayarí

Mayari, 100 km al sureste de Holguin, fue fundada en 1757 y, junto con Gibara, es la ciudad más antigua de la provincia.

Muy cerca se encuentran los Farallones de Seboruco, cuevas donde se han encontrado objetos dejados por el pueblo Taíno y la Meseta de Pinares de Mayari, una de las más grandes y ociosas que encubre los cerros hasta una altitud de 1.000 pies (3.280 pies).

Al suroeste de Mayarí se encuentra Birán, donde nació Fidel Castro. La casa de sus padres, Finca Biran, es ahora un museo.

Cayo Saetía

Situado en la desembocadura del Heno de Nipe, esta pequeña isla de 42 kilómetros cuadrados, con impresionantes calas, está conectado al continente por un puente levadizo, antiguamente un coto de caza privado, y en los bosques se asientan praderas, antílopes y cebras que aún conviven con especies autóctonas de Cuba. En los safaris, guiados por guías expertos, los visitantes que viajan a caballo o en jeeps pueden observar y fotografiar a los animales. Las pocas instalaciones turísticas en esta isla son sólo para huéspedes de pago y fueron diseñadas con el máximo cuidado por el medio ambiente. Un viaje en barco a Cayo Saetía desde Guardalava es un punto culminante.

Solicita información sobre Holguin 







Comments are closed.

Open chat
Hello, I´m Chris!

May I help you in your trip to Cuba?